Después de 1 año usando la nueva terapia para autosanación y sanación de familiares y clientes, sigo muy entusiasmada. Es una técnica milagrosa. No quiero decir con eso que cada molestia o enfermedad que me llega para tratar, desaparece milagrosamente. Algunas cosas sí, pero no todo porque muchos de nosotros, más que curar milagrosamente, tenemos que darnos cuenta de patrones en que estamos estancados. Si el bloqueo se va, la enfermedad o síntoma también.

Así que he trabajado con éxito el cansancio, la ansiedad, abundancia, dolor de cabeza, despertares por la noche, verrugas, dolor de espalda, la (pre)menstruación, alergias, etc.

Y he mejorado la diabetes, artrosis, fibromialgia, el estado general de clientes con cáncer, etc.

Si queremos sanarnos completamente hay mucho trabajo que hacer por cada uno de nosotros. Siempre digo, ‘Si quieres ser sana y vivir bien, no aparcas nada, pero mira profundamente a cada emoción, pensamiento, irritación, dolor, molestia… que llegas a sentir. Busca su sentido, trabájalo y conciénciate. Todo tiene su razón.’

¡Es mucho trabajo! Si, lo es. Pero la ganancia es mucho mayor que la energía invertida. Hay seres que les gusta más gastar todo su tiempo en un trabajo para un jefe, sentir que han cumplido e ir a casa, dejando su calidad de vida interior al lado. Otros que en horas libres siempre están rodeados de ‘ruido’, con algo que les distrae o entretiene. No les gusta oír los gritos del propio interior. Cada uno elige sus actividades y con eso su realidad. Creo que aún hay pocos seres humanos dispuestos a responsabilizarse por su propio bienestar.

Desde mi punto de vista, cada cosita, bueno o ‘malo’, tiene su significado más allá de lo que vemos, oímos, tocamos, saboreamos, o olimos. Cada cosita que nos pasa trae aprendizajes, disfrutes, nos abre los ojos, si queremos darnos cuenta y hacer el trabajo necesario para descubrirlos. Es vivir como en un camino de tesoros continuamente, sorprenderte de mil maravillas cada día. Ya, no son tesoros de oro, no son materiales.

Uso muchas técnicas y métodos para trabajarme y a otras personas, pero la LNT me gusta y la disfruto mucho. Es fácil porque no requiere estudios. Requiere poder parar la mente y enfocarte, llena de confianza, en la nada. Requiere poder vaciarse, no tener expectativas y aceptar la vida y la responsabilidad de cada uno.

La técnica también permite trabajar a distancia. Hasta programar la sesión para un momento futuro. Maravillas. Maravillas.

¿Ya has probado alguna técnica energética cuántica? Es magia.

 

Suscríbete a mi blog

Contáctame

+34 619 04 27 60
cleo.h.999@protonmail.com