Algunos no preguntan, pero interpretan y dan su comentario.
Un conocido que vi en el ITV. Me pregunta qué estoy haciendo actualmente. Le doy una tarjeta y ríe… jajajaja… baños de bosque…allí bañarte en un laguito en un bosque de pinos. Yo sonrío y no digo nada. La conversación se desvía.
Contacté con un negocio que ayuda planear vacaciones para turistas en el Pirineo. Contestan que no están interesados en mi oferta de baños de bosque porque la gente quiere actividades de aventura… Estoy sorprendida. ¿No es el viaje interior la más grande aventura que puedes tener?

 

 

No entienden lo que hago.                                                                                        Creo que tampoco entiendo lo que hacen ellos.
Lo profundo siempre me ha interesado…                                                              La superficialidad me aburre.
…una conversación interesante.                                                                               Pero no en el bar con mucha gente.
Me encanta mirar a la gente moverse.                                                                   Pero no estar en el centro de atención.
Estudio y leo.                                                                                                                 No tengo tele.
Reflexiono sobre lo que uno hace o dice.                                                              No me va bien recibir y almacenar y olvidar.
El silencio estoy bien.                                                                                                  Prefieren ruido de fondo, tele, música.

 

 

 

El bosque me atrae.
Rodea mi casa.
En invierno, un día sin viento, se oye el silencio… escuchas bien y no llega nada, silencio puro. Pero el bosque está allí. Seres enormes en silencio.
Impresionante. No se mueven.
Sin viento, las hojas secas en los árboles tampoco se mueven. Los pájaros parecen no existir o respetan el silencio.
Escucho lo mejor que puedo. Y nada. Respeto. Todos respetan el silencio.
Me llena.
Profundamente.
El bosque está lleno, siempre.
Nada o nadie pide atención. El bosque te da importancia a ti. Tu eres el ser que se mueve. Tu eres la estrella.
Todo el bosque te siente. Tú también puedes sentir el bosque.
Eso hacemos en los baños del bosque. Sentir. Entender. Aprender. Ir a dentro.
En la armonía y al mismo tiempo caos del bosque nos podemos ver.
Allí hay todo.
Vida y muerte.
Pequeño y grande.
Cierro mis ojos y me siento uno con ellos.
Entendida.
Aceptada.
Integrada. No hacen falta palabras.
Todo está en su sitio.

Suscríbete a mi blog

Contáctame

+34 619 04 27 60
cleo.h.999@protonmail.com